Chistes de animales

Chistes de animales

– Hola,… ¿policía? Por favor, manden a alguien urgentemente, ¡ha entrado un gato aquí en mi casa!

– ¿Qué quiere decir con un gato en casa?

– ¡Un gato!… ¿No sabe lo que es un gato? ¡¡Ha invadido mi casa y está andando en dirección a mí!!

– Pero no entiendo, ¿usted querrá decir un ladrón?

– ¡No! estoy hablando de un gato, de esos que dicen miauuuu.

– Pero, ¿qué tiene de peligroso que un gato vaya en dirección hacia usted?

– ¡Me va a matar! Y vosotros seréis los culpables

– Pero… … ¿quién habla?

– ¡Soy el loro, dense prisa!

Chistes de animales

Un hombre tiene que ir en avión y está terminantemente prohibido llevar animales, pero como no puede dejar sólo a su canario, se lo mete en el bolsillo del pantalón.
El tio se queda dormido, y como el bolsillo tiene un agujero, al cabo de un rato el canario asoma por la bragueta.
Unas monjas que estaban en el asiento contiguo le despiertan asustadísimas y le dicen:
– Señor, señor, no entendemos mucho de esto, pero creemos que se le ha roto un huevo.

Chistes de animales

Está una pulga en la playa tomando el sol, y se le acerca otra pulga, pálida y muerta de frío.
– ¿Qué te ha pasado?
– Pues nada, que para venir a la playa se me ocurrió subirme a los bigotes de un motociclista, y claro, llevo dos horas ahí colgada, a 200 Km/h y con más frío que alicatando un iglú.
– Anda, pero no seas bestia, mira, lo que tienes que hacer es esconderte en el labavo de señoras, y cuando llegue una, te subes a sus bragas y así viajas todo el camino calentita y segura.
Al otro fin de semana, se vuelven a encontrar en la playa, otra vez una toda bronceada y a gusto, y la otra toda pálida y muerta de frío.
– Pero vamos a ver, ¿no hiciste lo que te dije?!
– Sí, sí, yo hice eso, me escondí en el servicio de señoras y cuando llegó una me subí a sus bragas y ahí me quedé… El caso es que, de tan calentita y a gusto que estaba, me quedé dormida… y cuando me desperté, no sé cómo, volvía a estar en los bigotes del motociclista, a 200 Km/h y muerta de frío!!!

Chistes de animales

¿Qué hay que darle a un elefante con diarrea?
Espacio, mucho espacio.

Chistes de animales

El rey de la selva va a celebrar una fiesta y dice:
– Voy a hacer una fiesta.
Y todos dicen BIEN, y la rana:
– (Cantando) ¡Que bien me lo voy a pasar! ¡Que bien me lo voy a pasar!
Y dice otra vez el rey:
– Vamos a tener atracciones y caramelos.
Y todos BIEN, y la rana:
– ¡Que bien me lo voy a pasar! ¡Que bien me lo voy a pasar!
Y el rey hasta las narices de oír a la rana, dice:
– Van a estar todos los animales, menos uno que es verde, con ojos saltones y pegajoso.
Y todos BIEN, y la rana:
– ¡Que bien! ¡Que se joda el cocodrilo!

Chistes de animales

Un loro gritando en el medio de la selva:

– Soy el rey de la selva, soy el rey de la selva!

Lo escucha un león y le da una paliza… lo deja inconsciente y a la semana se despierta en una jaula y dice:

– ¡Qué paliza le tuve que dar al león que me metieron preso!

Chistes de animales

Va un retrasado a una tienda de mascotas:
– Ueas aldes – saluda al entrar.
– Muy buenas – le contesta el encargado de la tienda.
– hiero omcprar un oro.
– ¿Un qué?
– ¡un oro! – replica el gangoso
El dependiente se dá cuenta que el hombre quiere decir “loro” y le contesta:
– ¡Ah, sí! Usted desea comprar un loro, pues tenemos éste en venta.
– ¿uánto ueska?
– 500 euros.
– Polke an karo el oro?
A lo que contestó el loro
– ¡Porque hablo mejor que tú, imbécil!

Chistes de animales

Estos eran dos ratones que andaban por la carretera, uno dice:
“Vas a ver como te paro ese trailer con una mano.”
En eso que se le pincha una rueda al trailer y por buena suerte que se para en la mano del ratón.
Cuando se para el trailer, se baja el chofer y dice: ¡Voy a tener que sacar el gato!
Y dice el ratón:
– Ni me amenaces. ¡Que te volteo el trailer!

Chistes de animales

Una familia de ovejas:

-¡Mamá!, ¡Mamá! ¿puedo ir a una fiesta?

-Veee, veee.

Chistes de animales

Una iguana que se encuentra con otra y le dice:

– Hola, ¿cómo te llamas?

– Iguana, ¿y tú?

– Iguanita que tú.