Chistes de exageraciones

Este era un hombre tan guarro, tan guarro, tan guarro, que se rascó la muñeca y se encontró un reloj.

Deja tu Comentario
Tu Comentario: