Chistes de Había Una Vez

Chistes de Había Una Vez

Habia una vez una iglesia tan, pero tan rica, que las hostias las daban con paté.

Chistes de Había Una Vez

Había una vez un hombre tan pero tan pequeño, que para bajar un escalón necesitaba un paracaídas

Chistes de Había Una Vez

Había una vez un niño al que le mandaron a comprar huevos y con el dinero que le dió la madre para comprarloa se fue al cine a ver King Kong.

– Mamá, ¡King Kong tiene los pies inmensos!

– ¿Y los huevos?

– ¡Gigantescos, mamá!

Chistes de Había Una Vez

Había una vez 2 niños, uno rico y el otro pobre; el rico le dice al pobre:
En mi casa se come a la carta, pides lo que quieras comer.
Y el pobre dijo:
En mi casa también comemos a la carta, el que saca la mayor es el que come.

Chistes de Había Una Vez

Había una vez una granja tan seca, pero tan seca, que las vacas daban leche en polvo.

Chistes de Había Una Vez

Había una vez un niño tan, pero tan fanático de los videojuegos, que cuando se murió le pusieron en la tumba “Game Over”

Chistes de Había Una Vez

Había una vez un chico con la boca tan pequeña, tan pequeña, tan pequeña que para decir tres tenía que decir: uno, uno y uno.

Chistes de Había Una Vez

Había una vez un niño tan, pero tan feo, que cuando nació su mamá no sabía qué escoger; si la placenta o a él.

Chistes de Había Una Vez

Había una vez una pareja bailando en una fiesta, cuando de repente a la mujer se le escapa un peito. Muerta de vergüenza le dice al caballero:
¡Perdóneme gentil hombre, pero que esto quede entre nosotros!
Pero el hombre agitando las manos dijo:
¡NO, QUE CIRCULE, QUE CIRCULE!

Chistes de Había Una Vez

Había una vez una señora tan gorda, tan gorda, pero tan gorda, que su ángel de la guarda tenía que dormir en otro cuarto.