Resultados de tu Búsqueda
Chistes de animales

– Hola,… ¿policía? Por favor, manden a alguien urgentemente, ¡ha entrado un gato aquí en mi casa!

– ¿Qué quiere decir con un gato en casa?

– ¡Un gato!… ¿No sabe lo que es un gato? ¡¡Ha invadido mi casa y está andando en dirección a mí!!

– Pero no entiendo, ¿usted querrá decir un ladrón?

– ¡No! estoy hablando de un gato, de esos que dicen miauuuu.

– Pero, ¿qué tiene de peligroso que un gato vaya en dirección hacia usted?

– ¡Me va a matar! Y vosotros seréis los culpables

– Pero… … ¿quién habla?

– ¡Soy el loro, dense prisa!

Chistes de borrachos

Esto son dos que iban súper borrachos en un bar a punto de cerrar:
– Oye, ¿por qué no vamos a mi casa para seguir con la juerga?.
– No, mejor a la mía, que está cerquita.
– A ver, veamos cuál está más cerca.
Llegan a la esquina, se detienen y dicen:
– Ya llegamos, esta es mi casa.
– No puede ser, también es la mía.
– Llamaremos. Así sabremos de quién es.
Llaman a la puerta, sale la dueña y dice:
– ¡Muy bonito, padre e hijo borrachos!

Chistes de exageraciones
Era un tío tan bobo, tan bobo, tan bobo, que cuando rellenaba impresos y se encontraba con la frase “No escriba debajo de esta linea” ponía “de acuerdo”.
Chistes machistas

Google es como una mujer, no te deja terminar una frase cuando empieza a sacar conclusiones y a hacer sugerencias …

Chistes feministas

¿Cuál es el mes en que los hombres cometen menos estupideces?.
– Febrero, porque es el que tiene menos días.

Chistes para niños

Una conversación entre dos niños:

¿Sabes que mi hermano anda en bicicleta desde los cuatro años?

– ¡Pues ya debe estar lejos!

Chistes de Pepito

– Pepito, ¿como se dice nariz en ingles?

Pepito responde: nose.

– ¡Muy bien Pepito!

Chistes de borrachos

Resulta que llega un borracho a su casa, toca la puerta y sale su mujer, que de inmediato empieza a gritarle:

– ¡Gordo, asqueroso, peludo, apestoso…!
(y en eso el borracho interrumpe)
– Mi amor, si es una adivinanza, es tu culo.

Chistes cortos

Un niño va al hospital con su padre a ver a un amigo suyo y toca varias veces los pies del enfermo:
– ¿Qué haces? – pregunta el enfermo.
– Estaba contando sus pies y parece que tiene los dos.
– Claro, ¿lo dudabas?
– No, es que mi padre me dijo que tenía un pie en el otro mundo.

Chistes verdes

Una muchacha que va a Cuba y en una fiesta se acostó con un negro. La muchacha le preguntó:

– ¿Y tú como te llamas ?

A lo que le respondió el negro:

– Mejor no te lo digo, que te vas a reír de mi

– No, no me voy a reír – dice la muchacha

Así que el negro le dice:

– Me llamo Nieve …

A lo que la muchacha se empieza a reír …

El negro, enfadado, le dice:

– Ves como te ibas a reír!!

– No es eso … es que a ver como cuento yo en España que he ido a Cuba en verano y he jugado con 25 centímetros de Nieve …