chistes

Chistes de exageraciones

Era un hombre tan pequeño, tan pequeño, tan pequeño que al pasar por una pastelería, se le hizo la boca agua y se ahogó.

Chistes verdes

– Señor doctor, quiero hacerme la cirugía para no tener más hijos…

– Está bien, le cortaremos un huevo.

Al año siguiente vuelve y le dice al doctor:

-Mire señor doctor, ¡he tenido otro hijo!

-No se preocupe, le cortaremos el otro huevo …

Al año siguiente vuelve y le dice:

-Mire doctor, ¡¡he tenido otro hijo!! ¡¡Ya está bien!

-De acuerdo, ¡entonces le cortaremos los cuernos!

Humor gráfico

humor-grafico

Chistes de Pepito

En una clase la profesora manda a los alumnos escribir una carta como si fueran el presidente, todos se ponen a escribir excepto Pepito. La profesora le pregunta:
– Pepito, ¿por qué no estás escribiendo la carta?
Porque estoy esperando a mi secretaria.

Chistes de tontos

Dos amigos tontos que se encuentran y uno le dice al otro:

– ¿Sabes que se ha muerto Antonio?
– No me digas. ¿Y de qué?

– De cataratas.
– ¿Lo operaron?

– No, lo empujaron.

Chistes cortos

El médico le dice a un hombre:
– Señor, me temo que tengo malas noticias. Está usted muy mal y le doy dos meses de vida.
Y el hombre le pregunta:
– ¿Podrían ser Julio y Agosto por favor?

Chistes de animales

– Hola,… ¿policía? Por favor, manden a alguien urgentemente, ¡ha entrado un gato aquí en mi casa!

– ¿Qué quiere decir con un gato en casa?

– ¡Un gato!… ¿No sabe lo que es un gato? ¡¡Ha invadido mi casa y está andando en dirección a mí!!

– Pero no entiendo, ¿usted querrá decir un ladrón?

– ¡No! estoy hablando de un gato, de esos que dicen miauuuu.

– Pero, ¿qué tiene de peligroso que un gato vaya en dirección hacia usted?

– ¡Me va a matar! Y vosotros seréis los culpables

– Pero… … ¿quién habla?

– ¡Soy el loro, dense prisa!

Chistes de borrachos

Esto son dos que iban súper borrachos en un bar a punto de cerrar:
– Oye, ¿por qué no vamos a mi casa para seguir con la juerga?.
– No, mejor a la mía, que está cerquita.
– A ver, veamos cuál está más cerca.
Llegan a la esquina, se detienen y dicen:
– Ya llegamos, esta es mi casa.
– No puede ser, también es la mía.
– Llamaremos. Así sabremos de quién es.
Llaman a la puerta, sale la dueña y dice:
– ¡Muy bonito, padre e hijo borrachos!

Chistes de exageraciones

Era un tío tan bobo, tan bobo, tan bobo, que cuando rellenaba impresos y se encontraba con la frase «No escriba debajo de esta linea» ponía «de acuerdo».

Chistes machistas

Google es como una mujer, no te deja terminar una frase cuando empieza a sacar conclusiones y a hacer sugerencias …