Chiste de borrachos

Chistes de borrachos

Dos amigos borrachos están por la tarde-noche en la calle, después de haber salido de un bar.
A uno de los borrachos le entra ganas de orinar, y se va a una esquina.
Pasa una señora, y dice:
– ¡¡¡Qué horror, qué bestia, qué monstruo…!!!
Y el borracho le contesta:
– Pase tranquila señora, que lo tengo agarrao del pescuezo.

Deja tu Comentario
Tu Comentario: